lunes, 31 de agosto de 2015

III TRAIL & NORDIC WALkING ARENAS DE NUEVA UMBRIA






La carrera empezó mal, íbamos a ir tres y al final me quedé sola, por lo que pensé: " lo intentaré hacer rapidito para no aburrirme" y es que no tenía a mi compañera de faenas, por lo que no podía hablar con nadie, aun así,  no dejé de saludar y hablar con todos aquellos que me encontraba por el camino, eso es lo que me gusta de este deporte, la charla.

Comenzó la carrera y las Leperas no me dieron tregua para ponerme delante, aun así comencé fuerte, Tenía que adelantar las para poder relajarme después. Empezamos por la playa y después  a las dunas, esa era la parte mas dura, por la arena blandita, me puse la primera y Ana, una chica lepera, me pisaba los talones, pasamos por charcos de agua, cosa refrescante pero no os podéis imaginar la cantidad de arena que arrastramos después, otra vez a la playa, es parte fue la mas bonita y llevadera.

Una vez pasada la playa nos encaminamos a la zona de la ría ( o eso creo, porque no estoy muy puesta en el tema) en esa zona había gente pescando y barcos, ya llevábamos 6km y como la arena, a pesar de estar mojada era fangosa, costaba mucho caminar, Ana me adelanta en ese tramo y pensé... "bueno pues seré la segunda", aunque después empecé a pensar en todas las del grupo de Trekking y dije para mi.. "Tengo que ganar para que vean que si se puede", y  saqué fuerzas de no se donde y adelanté a  Ana, aun así la tenía pegada pero no podía permitir que  estando toda la carrera en cabeza me ganara al final, que es donde, desde mi punto de vista, actúa la fuerza interior, la que te hace acabar la carrera.

En el km 8 nos cogieron los corredores, que salieron media hora mas tarde, ya estábamos llegando...
cuando me queda un km me dice el de delante que quedaba otro km más, son 11, me muerooooooooo, y Ana seguía pegada.
Estábamos andando por tierra firme y escuchábamos la música del chiringuito, ya estábamos llegando, los corredores nos adelantaban, decían, pasoooo, pasoooo y yo pensaba me mueroooooo

En el último tramo vino la arena, esa que te como los pies y ya no puedes mas, y Ana  pisándome los talones...
Entramos en el tramo final, todos animando, veo a mi marido y me dice: "Vengaaaaa que vas la primera", ponen la cinta para cruzarla y entro entro en meta.
Todos me gritan, la primera mujer que cruza la meta. Entra Ana y nos abrazamos felicitándonos por el gran pique que teníamos y que hizo que ambas nos superarnos a nosotras mismas.
Gané la carrera, pero para mi, las dos la ganamos.

María Cousillas






                                                                       

1 comentario:

  1. Enhorabuena María!!!! Eres una máquina en todo aquello que emprendes. Miedito me das...jejejejeje
    A ver si pierdo esta "perritis" que me acompaña hace tiempo y puedo acompañarte en una ....bueno...te seguiré bastante por detrás...jajajaja;)
    Soy Cati....aunque ponga Luis

    ResponderEliminar